¿Cómo alimentar a un bebé con labio y paladar hendido?

Labio y paladar hendido, problemas de alimentación

Los bebés con paladar hendido suelen tener dificultades para alimentarse. Dado que el paladar no está completamente formado, los bebés con anomalías en el paladar hendido suelen tener problemas para crear una succión suficiente para extraer la leche de un biberón estándar o del pecho.

Encontrar el biberón adecuado para tu bebé puede ser un reto, tanto si hay hendidura del paladar como si no. Por este motivo, existe una gran variedad de biberones. Trabaja con tu hospital para que te recomienden biberones especiales en el momento del parto. Si es necesario un cambio una vez que veamos a su bebé, le guiaremos en ese cambio.

La elección de la fórmula, la gestión de los problemas médicos y los cuidados del bebé quedan bajo la dirección de su pediatra. Nuestro equipo del Programa de Labio y Paladar Hendido está disponible para apoyarle a usted y a su pediatra en lo que respecta a las técnicas especializadas necesarias para la alimentación de un bebé con paladar hendido.

¿Cuánto tiempo debe durar la alimentación en un bebé con paladar hendido?

Tu bebé debe alimentarse en unos 30 minutos o menos. Las tomas más largas pueden causar agotamiento y quemar demasiadas calorías que el bebé necesita para ganar peso.

¿Se puede alimentar con una taza a un bebé con paladar hendido?

Alimentación con taza del bebé con labio y/o paladar hendido

La lactancia materna debe interrumpirse durante al menos 3 semanas después de la cirugía, lo que puede provocar una congestión mamaria en la madre y una disminución de la producción de leche. El niño debe alimentarse con un vaso antes de la reparación del paladar. El cambio del biberón al vaso puede ser molesto para la madre y el bebé.

¿Cómo se come con un paladar hendido?

La mayoría de los bebés que nacen con labio leporino (y sin paladar hendido) se alimentan bien sin ningún equipo especial. Por lo general, pueden tomar el pecho o utilizar un sistema normal de alimentación con biberón. El único cambio necesario podría ser la colocación del pezón para que el bebé pueda agarrarse.

Lee más  ¿Cuánto cuesta un jumping Fit?

Asfixia del bebé con paladar hendido

Normalmente, el bebé se lleva el pezón a la boca y hace un sello con los labios alrededor del pezón. Cuando el bebé succiona y traga, la parte posterior del paladar (paladar blando) se eleva y cierra la boca con respecto a la nariz. Esto crea succión y mantiene el pezón del pecho o del biberón en la boca, y el bebé succiona para sacar la leche.

A menudo, las madres que esperaban con ilusión la lactancia materna sienten una gran tristeza por la pérdida de esta experiencia. Te animamos a que reconozcas esta pérdida y busques apoyo. Podemos ayudarla con técnicas de alimentación que le ayuden a mantener la cercanía con su bebé.

A veces, los bebés pueden obtener leche de este alimentador por sí mismos empujando la tetina contra la línea de las encías. La tetina es blanda. Para muchos bebés, lo mejor es que los padres aprieten el biberón para que coincida con el ritmo de succión y deglución del bebé (como se ha descrito anteriormente para el biberón Mead Johnson).

La tetina tiene un corte en forma de “Y”. Al girar la tetina en la boca del bebé, cambia la orientación del corte en “Y” en la boca del bebé. Esto varía la velocidad de flujo. La tetina tiene 3 líneas que indican qué velocidad de flujo está en vigor.

¿Es el paladar hendido una discapacidad?

Sin embargo, se descubrió que los bebés que nacían sólo con paladar hendido tenían un riesgo ligeramente mayor de muerte prematura y de padecer otros problemas, como discapacidad intelectual, autismo o problemas graves de aprendizaje.

¿Qué alimentos pueden causar paladar hendido?

NUEVA YORK (Reuters Health) – Las mujeres embarazadas que siguen una dieta rica en carne y pobre en fruta pueden estar duplicando la probabilidad de que su bebé nazca con labio leporino o paladar hendido, informan investigadores holandeses.

¿Pueden llorar los bebés con paladar hendido?

Los llantos de los bebés con paladar hendido se compararon con el llanto de 75 bebés normales de la misma edad. No se observó ningún cambio en la frecuencia fundamental, el tipo de melodía y la duración de los llantos en relación con estos defectos anatómicos.

Recién nacido con paladar hendido

El labio y el paladar comienzan a formarse durante las primeras semanas de gestación, a menudo incluso antes de que la mujer sepa que está embarazada. Durante este tiempo, el paladar comienza a desarrollarse y, finalmente, los dos lados del paladar se unen uniformemente en la mayoría de los bebés. Sin embargo, en algunos casos, el paladar no se une correctamente, creando una fisura palatina. La hendidura puede extenderse y afectar también al labio.1

Lee más  ¿Qué es el empacho y cómo curarlo?

El labio leporino suele detectarse en una ecografía a las 20 semanas de gestación, pero el paladar hendido puede ser más difícil de detectar en ese momento. Para diagnosticar el tipo y la gravedad de la hendidura es necesario realizar un examen exhaustivo de la cara y la boca del bebé al nacer.

El labio leporino es un hueco o abertura anormal en el labio superior. A veces también puede verse afectada la encía superior (alvéolo). Normalmente, el labio se forma durante las semanas 4 a 6 del embarazo. Si por alguna razón las partes del labio no se unen correctamente, el bebé nace con labio leporino.5

Las hendiduras del labio pueden presentarse de varias maneras. Una hendidura completa del labio es aquella en la que la abertura se extiende desde el labio hasta la fosa nasal. Una fisura labial incompleta es aquella en la que la abertura del labio termina antes de llegar a la fosa nasal, dejando algún tejido unido por debajo de la fosa nasal. Las hendiduras del labio pueden producirse en un lado del labio (unilateral) o en dos lados del labio (bilateral).5

¿Cuándo es el mejor momento para operar el labio leporino y el paladar hendido?

La mayoría de las veces, la reparación del paladar hendido se realiza cuando el niño es mayor, entre 9 meses y 1 año de edad. Esto permite que el paladar cambie a medida que el bebé crece. Hacer la reparación cuando el niño tiene esta edad ayudará a prevenir más problemas de habla a medida que el niño se desarrolla.

¿A qué edad se debe reparar el paladar hendido?

Las reparaciones de paladar hendido suelen realizarse entre los 9 y los 18 meses, pero antes de los 2 años. Se trata de una cirugía más complicada y se realiza cuando el bebé es más grande y puede tolerar mejor la operación. El momento exacto de la cirugía lo decidirá el médico de su hijo.

¿Qué ocurre si no se trata el paladar hendido?

Si no se trata, un niño nacido con paladar hendido tendrá problemas de alimentación, crecimiento, desarrollo, infecciones de oído, audición y, sobre todo, desarrollo del habla. Es importante corregir la hendidura en una etapa temprana de la vida del niño, normalmente entre los 6 y los 18 meses de edad, pero a veces más tarde.

Educación sanitaria para el labio leporino y el paladar hendido

Alimentar a los bebés es una experiencia especial para los padres y los recién nacidos. La alimentación proporciona a los bebés el alimento que necesitan para crecer. También proporciona tiempo para que padres e hijos establezcan un vínculo. Chupar es una experiencia placentera para los bebés y les proporciona el ejercicio que necesitan para desarrollar la lengua y los músculos orales que son importantes para la masticación y el desarrollo del habla.  Un bebé con labio leporino suele tener pocos o ningún problema de alimentación. Alimentar a un bebé sano con labio leporino y paladar hendido puede ser más difícil. Para succionar, el bebé debe ser capaz de comprimir un pezón entre la lengua y el paladar. Los labios completan el sellado, creando una presión negativa que permite al bebé extraer leche del pezón.  La gravedad del labio leporino o del paladar (o de ambos) afecta a la capacidad del lactante para succionar y obtener suficiente alimento para su crecimiento y desarrollo. Sin embargo, con un poco de ayuda, la mayoría de los padres pueden alimentar a su hijo con éxito.

Lee más  ¿Qué pasa si el supositorio de glicerina no sale?

Consejos especiales para madres lactantesLa Academia Americana de Pediatría recomienda la leche materna como la mejor forma de nutrición para todos los bebés. Los niños con paladar hendido son más propensos a sufrir resfriados e infecciones de oído. La leche materna, con sus propiedades antiinfecciosas, ofrece cierta protección a los bebés hendidos. La leche materna también se digiere fácilmente y se asocia a menos problemas de estómago, como cólicos y estreñimiento.  Lo más probable es que un bebé con labio leporino pueda mamar directamente del pecho sin dificultad. A menudo, el tejido mamario rellena la hendidura para crear un sello. También es posible que pueda sellar la hendidura con un dedo mientras toma el pecho. Amamantar a un bebé con paladar hendido es un reto mayor. El éxito de la lactancia de estos bebés depende del tamaño y la posición del defecto del paladar duro, así como de las lesiones asociadas. También depende de la elasticidad, el tamaño y la forma del pezón de la madre.  Si decide amamantar a su hijo con paladar hendido, la estimulación temprana y frecuente del pecho es extremadamente importante. La mayoría de los bebés con paladar hendido no pueden alimentarse suficientemente sólo con el pecho. Es posible que tenga que extraerse más leche materna o que su hijo necesite una alimentación complementaria. Algunas madres se extraen leche materna y la ponen en uno de los biberones especiales diseñados para niños con paladar hendido. Deberías empezar a sacarte leche de ambos pechos con un sacaleches eléctrico de calidad hospitalaria en las 6-8 horas siguientes