¿Cómo curar el moco en las heces en bebés?

Mucosidad en las heces

Muchos recién nacidos hacen al menos una o dos deposiciones al día. Al final de la primera semana, el bebé puede hacer entre 5 y 10 al día. El bebé puede hacer una deposición después de cada toma. El número de deposiciones puede disminuir a medida que el bebé come más y madura durante ese primer mes.

A las 3 o 4 semanas de edad, es posible que tu bebé no haga deposiciones todos los días. Esto no suele ser un problema, siempre que el bebé se sienta cómodo y esté sano y en crecimiento, y siempre que las heces no sean duras.

Las deposiciones de tu bebé recién nacido (también llamadas “heces”) pueden cambiar mucho en los días, semanas y meses posteriores al nacimiento. Las heces pueden ser de diferentes colores y texturas, y todas ellas pueden ser perfectamente normales para tu hijo.

A muchos padres les preocupa el color de las heces. Pero la mayoría de los cambios de color se deben a los colorantes o aditivos de los alimentos y no constituyen un problema grave. Cuando notes un cambio de color, piensa en lo que ha comido tu bebé.

Esta información no sustituye el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated rechaza cualquier garantía o responsabilidad por el uso que usted haga de esta información. El uso de esta información significa que usted acepta las condiciones de uso y la política de privacidad. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

Lee más  ¿Qué comen los patos amarillos bebés?

Mucosidad en la caca del bebé alimentado con fórmula

Las cacas normales de un bebé pueden tener muchos matices y consistencias diferentes. La primera caca de tu bebé (una sustancia verdosa y negra, alquitranada y pegajosa, llamada meconio) se producirá en las 24 horas siguientes al nacimiento. Dependiendo de si tu bebé se alimenta exclusivamente con leche materna o con leche artificial, sus cacas pueden variar de amarillo a verde, hasta ser pastosas y marrones. Llama a tu médico siempre que tu bebé empiece a hacer caca con más o menos frecuencia, o cuando veas algo inusual en su pañal.

Cuando se trata de las cacas del bebé, la mayoría de los padres primerizos no saben qué esperar y se encuentran con un montón de preguntas. ¿Con qué frecuencia debe hacer caca tu bebé y qué aspecto debe tener? ¿Las cacas del bebé amamantado huelen mal? ¿Es normal que las cacas del bebé sean verdes? Las cacas de los bebés tienen tantos matices y consistencias que incluso los padres experimentados pueden no haberlas visto todas.

Esta guía completa sobre las cacas de los bebés describe los distintos tipos de cacas de los bebés y explica qué es normal y qué no lo es cuando el recién nacido toma leche materna o de fórmula y empieza a comer sólidos. También descubrirás cuándo no hay que preocuparse y qué es motivo de preocupación.

¿Qué causa la mucosidad en las heces del bebé?

Es normal que las heces tengan una mucosidad fibrosa, clara, blanca o amarilla. Pero cuando hay una cantidad suficiente que puede verse a simple vista, puede ser una señal de que algo en el sistema digestivo está cambiando.

Lee más  ¿Cómo administrar betametasona gotas en niños?

La presencia de mucosidad en las heces es un síntoma común de algunas enfermedades digestivas. El síndrome del intestino irritable (SII) y la colitis ulcerosa (una forma de enfermedad intestinal inflamatoria o EII) pueden provocarla. También pueden hacerlo las infecciones bacterianas, los desgarros o fisuras anales, una obstrucción intestinal o la enfermedad de Crohn (la segunda forma principal de EII).

Varios órganos del cuerpo producen mucosidad. En los pulmones, por ejemplo, la mucosidad ayuda a atrapar las partículas extrañas que pueda haber inhalado. El intestino grueso también produce mucosidad. Protege el revestimiento del colon, crea un entorno saludable para las bacterias intestinales buenas y facilita el paso de las heces.

La mucosidad en las heces no es perjudicial en sí misma. Pero una cantidad excesiva podría ser un signo de una enfermedad o afección que necesita tratamiento.  Si la capa de moco se desprende demasiado, podría hacer que el colon fuera más vulnerable a las bacterias dañinas.

Mucosidad en la caca del bebé nhs

No se conoce la causa física exacta del SII. Un niño con SII puede tener un colon más sensible de lo normal. Esto significa que el colon tiene una fuerte reacción a cosas que normalmente no deberían afectarle.

Un niño con SII a menudo no se siente bien. Y los síntomas físicos del SII pueden provocar estrés y problemas emocionales. Por ejemplo, los niños con diarrea pueden no llegar al baño a tiempo. Esto puede hacer que se sientan avergonzados. Entonces pueden evitar ir al colegio o jugar con sus amigos. Esto puede causar depresión y ansiedad.

Los síntomas del síndrome del intestino irritable pueden afectar a las actividades diarias de su hijo. Es importante colaborar con el profesional sanitario de su hijo para controlar la enfermedad. Es posible que necesite un plan para tratar temas como la dieta, la escuela y la salud emocional o mental.

Lee más  ¿Cómo igualar el pelo a un bebé?