¿Qué yogur de soja dar a un bebé?

Fundidos de yogur

Tu hijo en edad de crecimiento necesita vitaminas y minerales, como la vitamina D y el calcio, para fortalecer sus huesos. La leche de vaca pasteurizada (leche entera normal) y las bebidas de soja que han sido fortificadas contienen vitamina D. La mayoría de la leche de vaca que se vende en las tiendas de EE.UU. está fortificada con vitamina D. La leche de vaca y las bebidas de soja fortificadas son buenas fuentes tanto de vitamina D como de calcio. Elige las que no tienen sabor o son simples. La leche de vaca con sabor y las bebidas de soja enriquecidas pueden tener azúcares añadidos. Tu hijo no necesita azúcares añadidos.

A los 12 meses (pero no antes), su hijo puede empezar a tomar leche de vaca. Antes de los 12 meses, la leche de vaca puede suponer un riesgo de hemorragia intestinal. Además, contiene demasiadas proteínas y minerales para que los riñones del bebé puedan manejarlos y no tiene la cantidad adecuada de nutrientes que éste necesita.

La leche de vaca o las bebidas de soja enriquecidas pueden formar parte de la dieta equilibrada y variada de un niño, pero no son lo único. Las Guías Alimentarias para los Estadounidenses recomiendan que los niños de 12 a 23 meses tomen entre 1⅔ y 2 tazas equivalentes de lácteos al día, incluyendo leche de vaca, yogur, queso, bebidas de soja fortificadas y yogur a base de soja. Si tu hijo toma demasiada leche de vaca, es posible que no tenga hambre de otros alimentos con nutrientes importantes. Algunos expertos afirman que consumir demasiada leche de vaca puede dificultar que el cuerpo de tu hijo absorba el hierro que necesita de los alimentos.

Lee más  ¿Qué pasa si un niño se toma un omeprazol?

Yogur para bebés con alergia a la leche

La dietista Carina Venter trabaja con familias con alergias alimentarias y formó parte del grupo de expertos que elaboró las nuevas directrices del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) para introducir el cacahuete en los bebés.

Ella y Rosan Meyer, dietista afincada en el Reino Unido, comparten las siguientes sugerencias para la introducción de alimentos, distintos del cacahuete, que se asocian a las alergias. Sus consejos, que se aplican a todos los bebés (excepto a los que tienen una alergia confirmada), se basan en la experiencia práctica y tienen en cuenta las nuevas directrices del NIAID.

Estas sugerencias pretenden ser una guía, pero no son en modo alguno una recomendación formal. Venter, profesor asociado de pediatría en la Universidad de Colorado, subraya que si su hijo ya tiene una alergia alimentaria diagnosticada, hable primero con su médico. Obtenga el consejo del médico antes de iniciar al bebé con otros alimentos comúnmente alergénicos.

Pescado: Con más de 700 especies de pescado y marisco, señalan que es imposible que tu bebé los pruebe todos. En su lugar, recomiendan alimentar al bebé con algunas porciones de las especies de pescado que su familia tiende a comer, y mantener esas alimentaciones regulares. (Nota: la FDA dice que no hay que dar más de dos raciones de pescado graso a la semana).

Requesón para bebés

Cuándo dar a los bebés productos lácteos puede resultar confuso, ya que el yogur (y el queso) son adecuados antes del año de edad, pero la leche no. Los consejos varían en cuanto a la edad ideal en la que tu bebé puede comer yogur. Lo mejor es que hables con tu pediatra. Es posible que tenga un calendario sugerido para la introducción de alimentos, ya sea para sus pacientes en general o para tu bebé en particular.

Lee más  ¿Qué se utiliza para tejer a crochet?

Muchos médicos sugieren introducir el yogur entre los 9 y 10 meses de edad. Sin embargo, los estudios indican que el momento de añadir ciertos sólidos a la dieta del bebé no es tan importante como se creía. En vista de ello, algunos pediatras pueden recomendar la introducción de determinados yogures a partir de los 6 meses.

El yogur contiene probióticos, que son bacterias beneficiosas (o los nutrientes que favorecen el crecimiento de las bacterias beneficiosas). Los padres a veces piensan que dar probióticos a sus bebés podría ofrecer beneficios específicos para la salud, como una mejora del sistema inmunitario, pero las investigaciones no han respaldado estas afirmaciones. Sin embargo, hay datos de investigaciones iniciales que sugieren que algunos probióticos específicos (como el reuteiri) podrían reducir el llanto de los bebés con cólicos.

Empezar a dar sólidos al bebé

Se calcula que 1 de cada 14 niños menores de tres años tendrá algún tipo de alergia alimentaria, siendo las más comunes la leche, el huevo, los cacahuetes, los frutos secos, la soja, el pescado y el trigo.  ¿Sabías que alrededor del 2% de los bebés tienen alergia a la leche o alergia a la proteína de la leche de vaca (APLV)?[1] Es el problema nutricional más común que tienen los bebés y va en aumento. Las investigaciones aún no han encontrado el motivo, pero como dietista pediátrica, cada vez me encuentro con más bebés y niños con APLV. Si quieres recibir una versión en PDF de este blog directamente en tu bandeja de entrada, introduce tus datos a continuación.

¿Qué es el CMPA?  La leche de vaca contiene de forma natural una serie de nutrientes, entre ellos las proteínas. Las proteínas de la leche de vaca se denominan caseína y suero. Cuando algunos bebés consumen leche de vaca, su cuerpo reacciona a estas proteínas y desencadena una respuesta inmunitaria que libera anticuerpos. Estas reacciones alérgicas pueden producirse inmediatamente después de la ingesta de cualquier producto de la leche de vaca, lo que se denomina respuesta mediada por IgE, o pueden retrasarse, lo que se denomina respuesta no mediada por IgE.  ¿Es necesario que mi bebé evite todos los alimentos que contengan leche? Sea cual sea el tipo de alergia a la leche que tenga su bebé, es muy importante que siga una dieta completamente libre de lácteos. Esto no sólo significa evitar la leche de vaca, sino cualquier alimento que contenga productos lácteos de vaca, como la mantequilla, el yogur, el queso, las natillas y los helados.  ¿Y la leche de cabra? Como las proteínas de la leche de vaca son bastante similares a las de otras leches de mamíferos, tu hijo también deberá evitar la leche de otros animales, como la de cabra, oveja y búfala, incluidos los quesos elaborados con estas leches.

Lee más  ¿Cuáles son los síntomas de una hernia estrangulada?