¿Qué hacen las empresas que contaminan el medio ambiente?

Los mayores contaminantes del mundo

La caída de los precios de la ropa en los últimos 20 años nos ha permitido comprar cada vez más ropa.  Ahora tenemos 5 veces más ropa que nuestros abuelos. Nos parecía estupendo hasta que descubrimos lo que se escondía detrás de esta tendencia.En realidad, esta continua acumulación de prendas baratas sólo es posible gracias a una constante reducción de los costes de producción. Esto, a su vez, tiene graves consecuencias para nuestra salud, nuestro planeta y la vida de los trabajadores de la confección.

La moda rápida: el monstruo de nuestros armariosSe ha convertido en un reto ponerse una prenda más de cinco veces. ¿Por qué? 1) La calidad de las prendas disminuye cada año. Como resultado, nuestra ropa se ve inmediatamente descolorida, sin forma o desgastada.2) Las tendencias cambian tan rápidamente que no podemos seguirlas. Seguimos comprando sólo para estar al día:  La producción en masa de ropa barata y desechable. Las innumerables colecciones nuevas al año nos hacen sentir constantemente desfasados y nos animan a seguir comprando más.¿Qué podemos cambiar al respecto?  Descubre las alternativas disponibles en la sección “Cómo reducir nuestro impacto”.

¿Cómo perjudican las empresas al medio ambiente?

Las fábricas también son un factor importante que contribuye a la contaminación del agua en todo el mundo. El vertido ilegal de agua contaminada, gases, productos químicos, metales pesados o materiales radiactivos en las principales vías fluviales causa daños a la vida marina y al medio ambiente en su conjunto.

¿Cómo contribuyen las empresas a la contaminación?

Casi todas las empresas contribuyen a la contaminación del aire a través de sus operaciones y cadenas de suministro. Entre las fuentes más comunes se encuentran las emisiones procedentes de la quema de combustibles utilizados para calentar los edificios, las emisiones procedentes de la cocina y los gases nocivos liberados por los vehículos de distribución y reparto.

Lee más  ¿Cuántos hijos tiene Carlos Slim?

¿Qué hacen las empresas para frenar el cambio climático?

Las empresas pueden desempeñar un papel activo en esta transición invirtiendo en infraestructuras de recarga, desplegando flotas totalmente eléctricas y diseñando cadenas de suministro, canales de distribución e instalaciones para acomodar y fomentar el cambio de comportamiento entre los empleados y los ecosistemas industriales.

Las industrias más contaminantes

La contaminación por nitrógeno en el aire no sólo afecta a la calidad del aire que respiramos, sino también a la tierra y al agua. El nitrógeno es el elemento más abundante en el aire y es esencial para la vida vegetal y animal. Las fuentes de nitrógeno procedentes de las actividades humanas, como la generación de energía eléctrica, la industria, el transporte y la agricultura, pueden alterar el equilibrio natural del nitrógeno en el medio ambiente.

Cuando los combustibles fósiles se queman, liberan óxidos de nitrógeno a la atmósfera, que contribuyen a la formación de smog y lluvia ácida. Los compuestos más comunes relacionados con el nitrógeno emitidos al aire por las actividades humanas se denominan colectivamente óxidos de nitrógeno. El amoníaco es otro compuesto de nitrógeno emitido al aire, principalmente por las actividades agrícolas, pero también por los combustibles fósiles. La mayor parte de los óxidos de nitrógeno emitidos en Estados Unidos debido a la actividad humana proceden de la quema de combustibles fósiles asociados al transporte y a la industria.

La presencia de un exceso de nitrógeno en la atmósfera en forma de óxidos de nitrógeno o amoníaco se deposita de nuevo en la tierra, donde llega a las masas de agua cercanas. Este exceso de nutrientes contribuye a la contaminación, a la proliferación de algas nocivas y a la falta de oxígeno en las zonas acuáticas. El exceso de amoníaco y el bajo pH en estas zonas son tóxicos para los organismos acuáticos y afectan a su supervivencia.

¿Cómo protegen las empresas el medio ambiente?

Cualquier empresa puede reciclar, utilizar materiales ecológicos y productos reciclados, crear iniciativas sociales o utilizar otras soluciones empresariales sostenibles. Hay muchos factores que afectan a las prácticas de sostenibilidad que una empresa ejerce en un día, una semana o incluso un año.

¿Se preocupan las empresas por el medio ambiente?

Algunas conclusiones clave. Las empresas químicas son las que muestran un mayor compromiso con la gestión medioambiental. El tamaño de la empresa no es un factor determinante: el 80% de las empresas que emplean a menos de 49 personas confirman la importancia que juega la salvaguarda del medio ambiente para sus negocios.

Lee más  ¿Cómo se clasifican las empresas ejemplos?

¿Qué son las empresas medioambientales?

Las empresas medioambientales nunca separan sus beneficios de las causas medioambientales. Estas empresas se aseguran de que cada etapa de sus operaciones sea sostenible o adoptan prácticas que mitigan su huella medioambiental.

Las peores empresas para el medio ambiente 2020

A estas alturas, se sabe que algunas partes de la vida moderna causan daños al medio ambiente: volar al extranjero, usar artículos de plástico desechables e incluso conducir hacia y desde el trabajo, por ejemplo. Pero cuando se trata de nuestra ropa, los impactos son menos evidentes.

A medida que los consumidores de todo el mundo compran más ropa, el creciente mercado de artículos baratos y nuevos estilos está haciendo mella en el medio ambiente. De media, la gente compró un 60% más de prendas en 2014 que en el año 2000. La producción de moda supone el 10% de las emisiones de carbono de la humanidad, seca las fuentes de agua y contamina los ríos y arroyos.

Muchas de esas fibras son de poliéster, un plástico que se encuentra en un 60% de las prendas. Producir poliéster libera de dos a tres veces más emisiones de carbono que el algodón, y el poliéster no se descompone en el océano.

Un informe de 2017 de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) estimó que el 35% de todos los microplásticos -piezas muy pequeñas de plástico que nunca se biodegradan- en el océano provienen del lavado de textiles sintéticos como el poliéster.

¿Contamina Nestlé?

Como cualquier gran empresa “respetable”, Nestlé se ha visto implicada en varios incidentes relacionados con la contaminación. Un informe de 1997 descubrió que en el Reino Unido, durante un periodo de 12 meses, los límites de contaminación del agua fueron infringidos 2.152 veces en 830 lugares por empresas entre las que se encontraban Cabdury y Nestlé.

¿Cómo ayuda Nike al medio ambiente?

Para reducir nuestra huella hídrica, centramos nuestros esfuerzos en el terreno, donde se cultivan las materias primas. También estamos reduciendo el uso de agua dulce para el teñido y el acabado de los textiles, mediante la eficiencia de la fabricación y el reciclaje de las aguas residuales.

Lee más  ¿Cómo saber el historial laboral de una persona en Perú?

¿Qué hace Coca-Cola por el medio ambiente?

Asociarse con organizaciones que pueden ayudarnos a ampliar las soluciones. Desde 2017, junto con la Fundación Coca-Cola, hemos invertido más de 6 millones de dólares en asociaciones medioambientales centradas en la reducción del impacto de la contaminación por plástico, el reciclaje, la recogida de basura marina y la reposición del agua.

Cambio climático responsabilidad individual

Estas tendencias contribuyen a una fuerte proyección de crecimiento para el sector del consumo: Un 5% anual durante las próximas dos décadas. Para los inversores, este nivel de crecimiento previsto debería ser una buena noticia. El valor de una empresa puede expresarse como la suma de dos valores: el valor actual de los flujos de caja actuales de la empresa extendidos hacia el futuro, y el valor actual del crecimiento esperado de sus flujos de caja. Cuando estudiamos el valor empresarial de las 50 principales empresas de bienes de consumo envasados que cotizan en bolsa, descubrimos que el crecimiento esperado de sus flujos de caja constituye aproximadamente la mitad de su valor actual. Por ello, los factores que alteran las proyecciones de crecimiento de estas empresas también tendrán un efecto importante en su rendimiento total para los accionistas (Cuadro 1).

Una condición que puede ralentizar el crecimiento de una empresa es un mal rendimiento en materia de sostenibilidad, medido en términos de impacto medioambiental y social. Para fabricar y vender bienes, las empresas de consumo necesitan suministros asequibles y fiables de energía y recursos naturales, así como el permiso de los consumidores, los inversores y los reguladores para hacer negocios. Pero las empresas ya no pueden dar por sentados estos factores. De hecho, el consenso científico, junto con las promesas de los gobiernos y los líderes empresariales -incluidos los dirigentes de algunas de las mayores empresas de consumo- exigen mejoras drásticas en el rendimiento de la sostenibilidad.