¿Cuál es el objetivo de la política?

Objetivos políticos de la macroeconomía

Una estrategia es un plan especial elaborado para lograr una posición en el mercado y alcanzar las metas y objetivos de la organización, pero la política se refiere a un conjunto de normas elaboradas por la organización para la toma de decisiones racionales. Mucha gente confunde ambos términos, pero no son iguales. Hay que saber que las políticas están subordinadas a la estrategia. En este artículo intentamos señalar las diferencias importantes entre Estrategia y Política.

La estrategia es un plan de juego, elegido para alcanzar los objetivos de la organización, ganar la confianza de los clientes, lograr una ventaja competitiva y adquirir una posición en el mercado. Es una combinación de intenciones y acciones bien pensadas que conducen a la organización hacia su posición o destino deseado. Se trata de un plan unificado e integrado realizado para alcanzar los objetivos básicos de la empresa como:

La política se considera también como una mini declaración de misión, es un conjunto de principios y reglas que dirigen las decisiones de la organización. Las políticas son elaboradas por la alta dirección de la organización para que sirvan de guía en la toma de decisiones operativas. Es útil para destacar las normas, los valores y las creencias de la organización. Además, sirve de base para orientar las acciones.

Importancia de los objetivos políticos

Por ejemplo, si usted desarrolla su propia política de conducción, el principio que la sustenta podría ser la preservación de la vida mientras se conduce. Sin embargo, la política podría tener varios objetivos no necesariamente relacionados directamente con el principio subyacente.

Lee más  ¿Qué partidos politicos existen?

Siempre se confunde la diferencia entre metas y objetivos, pero no son lo mismo. La mensurabilidad siempre se considera un principio importante a la hora de establecer objetivos. En relación con las metas políticas anteriores, podrían ser objetivos políticos los siguientes.

Es perfectamente posible redactar una política que no tenga objetivos medibles y que sirva para las necesidades de la organización. Las metas son probablemente suficientes, pero si hay que escribir objetivos, al menos la tabla anterior ofrece algún ejemplo.

Tal vez sea más importante que los objetivos de la política la orientación escrita contenida en ella, que ayuda al lector a entender lo que tiene que hacer para cumplir la política. Estas orientaciones escritas deben estar muy bien redactadas, ser inequívocas y claras; de lo contrario, la política será de poca utilidad.

Significado de los objetivos políticos

Objetivos de la política culturalEn 2009 se establecieron nuevos objetivos de la política cultural nacional. En una decisión del Riksdag de 1974 se establecieron por primera vez objetivos generales para la política cultural estatal. Los objetivos de la política cultural son nacionales y rigen la política cultural estatal. La cultura debe ser una fuerza dinámica, desafiante e independiente basada en la libertad de expresión. Todos deben tener la oportunidad de participar en la vida cultural. La creatividad, la diversidad y la calidad artística deben ser parte integrante del desarrollo de la sociedad.

Las sociedades necesitan una vida cultural fuerte. Por su potencial para conmover e inspirar, la cultura contribuye tanto al fortalecimiento del individuo como al desarrollo de la sociedad en su conjunto. Hay que dejar que el arte se desarrolle en sus propios términos y dar cabida a nuevas perspectivas sobre el patrimonio cultural. Salvaguardar el potencial de la cultura para ser una fuerza dinámica, desafiante e independiente es, por tanto, la tarea más fundamental de la política cultural. La libertad de expresión es un requisito previo para una democracia viva y la libertad de opinión. Proteger esta libertad es una tarea esencial y obvia de la política cultural.

Lee más  ¿Qué es un hecho punitivo?

Cuáles son los objetivos de las políticas públicas

Las cuestiones medioambientales suelen referirse a los conflictos entre los usuarios de los recursos, la asignación de los mismos o los efectos sobre el medio ambiente. Estas cuestiones pueden representar un problema existente o un problema potencial derivado del probable uso futuro de los recursos. Un problema puede estar relacionado con los efectos acumulativos de muchos usos de los recursos o de una serie de propuestas individuales. Un problema también puede estar relacionado con la necesidad de tomar medidas positivas para corregir la ausencia de políticas o los fallos de las mismas, o para promover efectos positivos (por ejemplo, proyectos de mejora o restauración).

Las cuestiones deben derivarse de las pruebas y los hechos, y las relativas a los valores (como la amenidad): mediante consulta. Las cuestiones potenciales deben comprobarse para ver si deben incluirse en el plan y gestionarse a través de él.

Un objetivo es una declaración de lo que se va a conseguir con la resolución de una cuestión concreta. Los objetivos indican claramente lo que se pretende conseguir para superar el problema o promover un resultado positivo, o lo que la comunidad ha expresado como deseable para resolver un problema. Los objetivos suelen estar redactados de forma positiva y deben ser lo suficientemente claros como para proporcionar las metas que las políticas pretenden alcanzar.