¿Cuál es la política monetaria en México?

Definición de la política monetaria

Este trabajo utiliza métodos bayesianos para estimar un modelo de equilibrio general dinámico estocástico (DSGE) de pequeña economía abierta para el periodo de México posterior a la crisis de 1994. Considero una regla de Taylor como expresión de la evolución de la política monetaria para medir su respuesta al tipo de cambio en el período posterior a la crisis. Los resultados de la estimación favorecen una respuesta consistente del tipo de interés nominal al tipo de cambio nominal a corto plazo después de 1994. Aunque el temor a la flotación está presente, la política monetaria de México ha dado pasos hacia un tipo de cambio de libre flotación creíble y orientado a la inflación.

Clasificación: F41 – Macroeconomía de economía abierta ; F31 – Divisas ; E52 – Política monetaria (objetivos, instrumentos y efectos) ; E58 – Bancos centrales y sus políticas Fuente: RePEc – Research Papers in Economics

¿Qué es la política monetaria de un país?

La política monetaria es el control de la cantidad de dinero disponible en una economía y los canales por los que se suministra nuevo dinero. Mediante la gestión de la oferta monetaria, un banco central pretende influir en factores macroeconómicos como la inflación, la tasa de consumo, el crecimiento económico y la liquidez general.

¿Qué hace la política monetaria?

La política monetaria en Estados Unidos comprende las acciones y comunicaciones de la Reserva Federal para promover el máximo empleo, la estabilidad de los precios y la moderación de los tipos de interés a largo plazo, que son los objetivos económicos que el Congreso ha encomendado a la Reserva Federal.

¿Cuáles son las tres políticas monetarias?

Tradicionalmente, la Reserva Federal ha utilizado tres instrumentos para llevar a cabo la política monetaria: las reservas obligatorias, el tipo de descuento y las operaciones de mercado abierto.

Política monetaria frente a política fiscal

En toda América Latina, los bancos centrales han adoptado una postura similar en respuesta a la pandemia, bajando gradualmente los tipos de interés en 2020 para estimular el crecimiento, aliviar el pago de la deuda e impulsar el crecimiento del crédito. Sin embargo, muchos bancos centrales latinoamericanos han empezado a aumentar los tipos de interés de referencia, ya que la inflación está ejerciendo presión sobre la economía. El Banco Central de México (Banxico) fue uno de los primeros en actuar, subiendo los tipos de interés el pasado mes de mayo. El mes pasado, el tipo de interés de referencia se situó en el 5,5%. Esta subida de tipos responde a la tasa de inflación de México, que se situó en el 7,4% hasta noviembre, superando el objetivo del 3% del Banxico.

Lee más  ¿Cuáles fueron los aportes de Aristóteles a la política?

Desde septiembre de 2019 hasta abril del año pasado, Banxico redujo gradualmente la tasa de interés de referencia en 425 puntos porcentuales, desde el 8,25% hasta el 4%. Esta reducción se tradujo en un crédito mucho más barato y, combinado con un exceso de ahorro, agilizó el otorgamiento de créditos hipotecarios en ese periodo. El crecimiento interanual del crédito hipotecario total de la banca comercial pasó del 9,3% en septiembre de 2020 al 16,8% del mes siguiente. Aunque en parte se debe a un efecto base bajo, la demanda de mejores viviendas y de mejoras en el hogar, especialmente en las clases medias, combinada con tasas hipotecarias más bajas, ha impulsado el mercado inmobiliario en México a lo largo de la pandemia. Esto ha llevado a un crecimiento comparativamente fuerte de la construcción residencial en México, según GlobalData; el valor añadido de las actividades inmobiliarias creció un 3,0% en el tercer trimestre de 2021 y un 4,4% en el segundo trimestre de 2021, precedido por tasas de crecimiento del 0,3% en el primer trimestre de 2021 y del 0,6% en 2020. Sin embargo, como Banxico ha comenzado a endurecer su política monetaria, es probable que la demanda de hipotecas se desacelere en este año.

¿Cuáles son las dos políticas monetarias?

Existen dos tipos principales de política monetaria: la contractiva y la expansiva. Política monetaria contractiva: Este tipo de política se utiliza para reducir la cantidad de dinero que circula en la economía, normalmente vendiendo bonos del Estado, subiendo los tipos de interés y aumentando las reservas obligatorias de los bancos.

¿Qué es un ejemplo de política monetaria?

La política monetaria es competencia del banco central de un país. … Al comprar o vender títulos públicos (normalmente bonos), la Fed -o un banco central- afecta a la oferta monetaria y a los tipos de interés. Si, por ejemplo, la Fed compra títulos públicos, paga con un cheque a su nombre.

Lee más  ¿Cuáles fueron las causas y consecuencias de la crisis de la monarquía española?

¿Quién hace la política monetaria?

El Congreso ha delegado la responsabilidad de la política monetaria en la Reserva Federal (la Fed), el banco central de la nación, pero mantiene la responsabilidad de supervisar que la Fed se adhiera a su mandato legal de “máximo empleo, precios estables y tipos de interés moderados a largo plazo”. Para cumplir su mandato de precios …

Política monetaria de México 2021

Desde 1994, el Banco de México (Banxico) es autónomo en la definición y ejecución de la política monetaria del país. Las decisiones de política monetaria tomadas por el Banco de México están orientadas a garantizar el poder adquisitivo del peso mexicano, con base en el control de la inflación y el seguimiento del tipo de cambio.

La política monetaria implementada por el Banco de México ha creado condiciones favorables para un crecimiento económico sostenido, alcanzando niveles de inflación estables y significativamente bajos. De acuerdo con el INEGI, a octubre de 2021 la tasa de inflación es de 6.24%.

Con base en el indicador ARA (Assessing Reserve Adequacy) del Fondo Monetario Internacional (FMI), que determina las necesidades de liquidez cambiaria de cualquier país, México se ubica en un nivel adecuado para respaldar su balanza de pagos internacionales, al tiempo que preserva la estabilidad financiera y económica ante la presencia de choques externos negativos. El FMI considera que las reservas que se encuentran entre el 100 y el 150 por ciento de la métrica ARA son adecuadas.

El Banco de México lleva a cabo su política monetaria mediante el establecimiento de una tasa objetivo para las operaciones de préstamo bancario a un día.  Las condiciones bajo las cuales el Banco de México proporciona o retira dicha liquidez aseguran el cumplimiento del objetivo establecido para la tasa de interés de préstamos interbancarios a un día.

¿Cuál es el principal objetivo de la política monetaria de un país?

El objetivo de la política monetaria es mantener la estabilidad de los precios en la economía. La estabilidad de precios se refiere al mantenimiento de una inflación baja y estable.

¿Cuáles son los cuatro objetivos principales de la política monetaria?

La Reserva Federal trabaja para promover una economía estadounidense fuerte. En concreto, el Congreso ha encomendado a la Fed la dirección de la política monetaria del país para apoyar los objetivos de máximo empleo, precios estables y tipos de interés moderados a largo plazo.

Lee más  ¿Cuál es el sueldo medio en Finlandia?

¿Qué es la política monetaria y sus tipos?

La política monetaria tiene tres objetivos: gestionar el empleo, controlar la inflación y mantener los tipos de interés a largo plazo. La política expansiva impulsa el crecimiento económico y la política monetaria contractiva frena el ritmo de crecimiento de la economía.

Instrumentos de política monetaria

El 16 de diciembre, la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) optó por aumentar el objetivo del tipo de interés interbancario a un día en 50 puntos básicos, hasta el 5,50%. Se trata de la quinta subida consecutiva de los tipos de interés, que han subido 125 puntos básicos desde principios de año.

La decisión del Banco forma parte de un intento continuo de mantener la inflación bajo control y evitar que las expectativas de inflación se desanclen. Tanto la inflación general como la subyacente se situaron en noviembre en máximos de dos décadas, en medio de los actuales cuellos de botella de la oferta mundial y de los elevados precios de las materias primas, mientras que tanto el mercado como las expectativas de inflación de Banxico para el próximo año se revisaron al alza. Además, la postura monetaria más agresiva de la Reserva Federal podría ejercer una presión adicional a la baja sobre el peso -que ya se ha debilitado un poco en los últimos meses- y, por tanto, podría avivar aún más la inflación. La última subida de tipos de Banxico debería compensar parte de esta presión.

En su comunicado, Banxico no proporcionó orientaciones explícitas sobre los futuros movimientos de los tipos, pero reiteró que “vigilará minuciosamente el comportamiento de las presiones inflacionarias” en el futuro. Nuestros panelistas consideran que es muy probable que se produzca un mayor endurecimiento monetario para amortiguar la inflación.