¿Qué es legitimidad y un ejemplo?

Ejemplo de legitimidad tradicional

En ciencias políticas, la legitimidad es el derecho y la aceptación de una autoridad, normalmente una ley o un régimen de gobierno. Mientras que autoridad denota una posición específica en un gobierno establecido, el término legitimidad denota un sistema de gobierno, en el que gobierno denota “esfera de influencia”. Una autoridad considerada legítima suele tener el derecho y la justificación para ejercer el poder. La legitimidad política se considera una condición básica para gobernar, sin la cual un gobierno sufrirá un bloqueo legislativo y se derrumbará. En los sistemas políticos en los que no es así, los regímenes impopulares sobreviven porque son considerados legítimos por una pequeña e influyente élite[1]. En la filosofía política china, desde el periodo histórico de la dinastía Zhou (1046-256 a.C.), la legitimidad política de un gobernante y de un gobierno se derivaba del Mandato del Cielo, y los gobernantes injustos que perdían dicho mandato perdían por tanto el derecho a gobernar al pueblo.

El filósofo social británico de la época de la Ilustración, John Locke (1632-1704), afirmó que la legitimidad política deriva del consentimiento popular explícito e implícito de los gobernados: “El argumento del [Segundo] Tratado es que el gobierno no es legítimo a menos que se lleve a cabo con el consentimiento de los gobernados”[3] El filósofo político alemán Dolf Sternberger dijo que “la legitimidad es el fundamento del poder gubernamental que se ejerce, tanto con la conciencia por parte del gobierno de que tiene derecho a gobernar, como con cierto reconocimiento por parte de los gobernados de ese derecho”[4]. [El sociólogo político estadounidense Seymour Martin Lipset dijo que la legitimidad también “implica la capacidad de un sistema político para engendrar y mantener la creencia de que las instituciones políticas existentes son las más apropiadas y adecuadas para la sociedad”[5] El politólogo estadounidense Robert A. Dahl explicó la legitimidad como un embalse: mientras el agua esté en un nivel determinado, se mantiene la estabilidad política, si cae por debajo del nivel requerido, la legitimidad política está en peligro[1].

Lee más  ¿Cuál es la forma de Gobierno de España?

¿Cuáles son algunos ejemplos de legitimación?

Por ejemplo, un presidente puede ejercer el poder y la autoridad porque el cargo está plenamente legitimado por el conjunto de la sociedad. En otro ejemplo, si un individuo intenta convencer a los demás de que algo es “correcto”, puede invocar argumentos generalmente aceptados que apoyan su agenda.

¿Cuál es un ejemplo de legitimidad en política?

El comunismo, en el que la legitimidad de un Estado comunista se deriva de haber ganado una guerra civil, una revolución o de haber ganado unas elecciones, como la presidencia de Salvador Allende (1970-73) en Chile; así, las acciones del gobierno comunista son legítimas, autorizadas por el pueblo.

¿Cuál es la verdadera definición de legitimidad?

La legitimidad se define comúnmente en la ciencia política y la sociología como la creencia de que una norma, institución o líder tiene derecho a gobernar. Es un juicio de un individuo sobre la legitimidad de una jerarquía entre la regla o el gobernante y su súbdito y sobre las obligaciones del subordinado hacia la regla o el gobernante.

Prueba de legitimidad en los negocios

Lea sobre (y contribuya a) la Iniciativa de Conflictos Constructivos y su Blog asociado: nuestro esfuerzo por reunir lo que sabemos colectivamente sobre cómo superar nuestra política hiperpolarizada y empezar a resolver los problemas de la sociedad.

Los debates sobre la legitimidad suelen ser complicados. El término se utiliza de muchas maneras diferentes, para referirse a situaciones muy distintas. Por ello, una definición estándar puede resultar difícil de alcanzar. Se puede cuestionar la legitimidad de una entidad política, de sus líderes o portavoces, de sus políticas, leyes o procedimientos. En un caso extremo, se podría incluso cuestionar la legitimidad de los artefactos físicos.

En el lenguaje común, la palabra “ilegítimo” se utiliza para describir a una persona nacida fuera del matrimonio. Aunque la jurisprudencia cambia con el tiempo, su implicación original es que esa persona no es un heredero legítimo, e incluso puede no tener derecho a usar el apellido.

Lee más  ¿Quién decide la política monetaria que se aplica en España?

Estos dos casos, tan diferentes como son, nos dan una ventana al significado genérico de “legitimidad”. La legitimidad tiene que ver con los derechos: si un gobierno tiene derecho a gobernar, si un portavoz tiene derecho a hablar en nombre de la entidad a la que representa, si un hijo o una hija tiene derecho a reclamar la herencia de un padre a la muerte de éste. Un segundo significado de la palabra “derecho” -correcto- también es pertinente para las cuestiones de legitimidad: si el líder ha sido debidamente instalado, si se han seguido los procedimientos correctos al promulgar una ley. Por último, un significado aún más normativo -el derecho como moral- también puede ser operativo: si una política sirve al “bien” de todos los implicados.

¿Qué es la legitimidad y por qué es importante?

La legitimidad es un aspecto crucial de todas las relaciones de poder. Sin legitimidad, el poder se ejerce a través de la coerción; con legitimidad, el poder puede ejercerse a través del cumplimiento voluntario o casi voluntario. … La legitimidad es el núcleo de las relaciones entre el Estado y los ciudadanos y, por tanto, de todo el programa de construcción del Estado.

¿Qué se entiende por legitimidad de un hijo?

Estadísticas de la OCDE. Definición: Un hijo legítimo es un niño nacido de padres que estaban legalmente casados en el momento de su nacimiento de acuerdo con las leyes o costumbres del país.

¿Cuál es la base de la legitimidad?

LA BASE DE LA LEGITIMIDAD. LA BASE DE LA LEGITIMIDAD. La “coordinación imperativa” [poder o dominación, según la traducción] se definió anteriormente como la probabilidad de que ciertas órdenes específicas (o todas las órdenes) de una fuente determinada sean obedecidas por un grupo de personas determinado.

Frase de ejemplo de legitimidad

La legitimidad es una creencia, sostenida por los individuos, sobre la legitimidad de una norma o un gobernante. Tiene efectos colectivos cuando es ampliamente compartida en una sociedad. En la vida política nacional, estos efectos pueden incluir un orden social estable que parece consensuado. A esto nos referimos cuando hablamos de un “régimen legítimo” y de una “autoridad legítima”, y es a lo que aspiramos en las sociedades que salen de un conflicto. En la vida política internacional, los efectos de las normas legitimadas colectivamente incluyen el orden social, pero también quizás el fin de la anarquía internacional. Dado que el concepto de “anarquía” entre los Estados depende de la ausencia de normas legítimas, el grado en que las estructuras internacionales de autoridad se consideran legítimas es también el grado en que el sistema internacional no puede considerarse anárquico.

Lee más  ¿Cuáles han sido los presidentes de España?

¿Cuál es un ejemplo de poder legítimo?

El poder legítimo es el que proviene de la función o posición organizativa de una persona. Por ejemplo, un jefe puede asignar proyectos, un policía puede detener a un ciudadano y un profesor asigna notas.

¿Cuál es otra palabra para legitimidad?

OTRAS PALABRAS PARA legitimidad

legalidad, licitud, rectitud.

¿Qué se entiende por un gobierno legítimo?

Un gobierno legítimo es aquel que es elegido por el pueblo y que rinde cuentas a los ciudadanos de la nación. Se considera que un gobierno es legítimo cuando deja que el pueblo participe en el proceso político.

Qué es la legitimidad en el gobierno

La legitimidad es una creencia, sostenida por los individuos, sobre la legitimidad de una norma o un gobernante. Tiene efectos colectivos cuando es ampliamente compartida en una sociedad. En la vida política nacional, estos efectos pueden incluir un orden social estable que parece consensuado. A esto nos referimos cuando hablamos de un “régimen legítimo” y de una “autoridad legítima”, y es a lo que aspiramos en las sociedades que salen de un conflicto. En la vida política internacional, los efectos de las normas legitimadas colectivamente incluyen el orden social, pero también quizás el fin de la anarquía internacional. Dado que el concepto de “anarquía” entre los Estados depende de la ausencia de normas legítimas, el grado en que las estructuras internacionales de autoridad se consideran legítimas es también el grado en que el sistema internacional no puede considerarse anárquico.