¿Qué países de Europa no forman parte de la Unión Europea?

Miembros de la Unión Europea

Otra característica notable y única de los miembros son los comisarios de la Comisión Europea, que son nombrados por cada uno de los gobiernos de los Estados miembros pero no representan a su Estado miembro sino que trabajan colectivamente en interés de todos los Estados miembros.

En la década de 1950, seis Estados principales fundaron las Comunidades Europeas predecesoras de la UE (Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Alemania Occidental). El resto de los Estados se han adherido en ampliaciones posteriores. Para adherirse, un Estado debe cumplir los requisitos económicos y políticos conocidos como criterios de Copenhague, que exigen que el candidato tenga un gobierno democrático y de libre mercado, junto con las correspondientes libertades e instituciones, y el respeto del Estado de Derecho. La ampliación de la Unión también está supeditada al consentimiento de todos los miembros actuales y a la adopción por parte del candidato del corpus legislativo de la UE existente, conocido como acervo comunitario.

El Reino Unido, que se adhirió en 1973, dejó de ser Estado miembro de la UE el 31 de enero de 2020. Ningún otro Estado miembro se ha retirado nunca de la UE y ninguno ha sido suspendido, aunque algunos territorios dependientes o zonas semiautónomas se han ido.

Eu-länder

La Unión Europea está formada actualmente por 27 Estados miembros. Esta asociación de Estados comenzó en 1952 con la fundación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) por parte de seis Estados europeos, entre ellos Alemania. Desde entonces, el número de Estados miembros no ha dejado de crecer. En 1973 se incorporaron Dinamarca, Irlanda y el Reino Unido. En la década de 1980 se produjo la ampliación hacia el sur de la UE con Portugal, España y Grecia. El año 1995 marca la adhesión de Finlandia, Suecia y Austria. En 2004 se completó la ampliación de la UE en Europa del Este: el número de Estados miembros pasó de 15 a 25. Unos años más tarde se incorporaron Rumanía y Bulgaria (2007), seguidas de Croacia en 2013. En 2020, el Reino Unido se convirtió en el primer Estado miembro en abandonar la Unión Europea.

Lee más  ¿Cómo saber de qué partido político soy?

La zona del euro es el nombre no oficial de los 19 países de la UE que son miembros de la Unión Económica y Monetaria Europea (UEM) y han adoptado el euro como moneda común. La UEM comenzó en 1999 con 11 países, a los que siguió Grecia dos años después. Los billetes y monedas de euro se pusieron en circulación en 2002, sustituyendo a las monedas nacionales como medio de pago. Hasta entonces, el euro sólo se utilizaba para las transacciones de pago sin efectivo. Posteriormente, Eslovenia (2007), Malta y Chipre (2008), Eslovaquia (2009), Estonia (2011) y Letonia (2014) se incorporaron a la zona del euro. El miembro más reciente de la zona del euro es Lituania, que adoptó la moneda única en 2015.

Lista de países de la Unión Europea 2021

Tras la Segunda Guerra Mundial, la paz y la estabilidad en Europa eran muy necesarias. Los países europeos decidieron colaborar en materia económica, bajo el principio de que los países que dependían unos de otros no entrarían en guerra. En 1952, los Países Bajos se unieron a Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y Alemania Occidental para crear la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA). La CECA contribuyó al crecimiento económico y garantizó mayor empleo y prosperidad. En 1957 los mismos seis países firmaron los Tratados de Roma, el primero de los cuales establecía la Comunidad Económica Europea y el segundo la Comunidad Europea de la Energía Atómica, más conocida como Euratom. En 1958, el ex ministro de Agricultura holandés Sicco Mansholt fue nombrado Comisario Europeo de Agricultura. Encabezó la introducción de economías de escala en la agricultura y el desarrollo de una política agrícola común europea. Los Países Bajos siempre han sido uno de los principales beneficiarios de estas reformas. Gracias en parte a la UE, es uno de los mayores exportadores de productos agrícolas del mundo.Los Países Bajos y los tratados de Maastricht y Lisboa

Lee más  ¿Como afectó la política antinatalista en China?

Países no pertenecientes a la UE en Europa

Desde 1951, la Unión Europea ha pasado de ser un grupo de seis naciones de Europa occidental a abarcar casi todo el continente, incluidas naciones anteriormente neutrales como Suecia, Finlandia y Austria. Sin embargo, sigue habiendo una notable excepción: Noruega. El país nórdico es uno de los países europeos más ricos per cápita, tiene uno de los mayores fondos soberanos del mundo y es líder en políticas ecológicas, sociales y de género. Que Noruega no sea miembro de la Unión Europea es increíblemente desconcertante. Dados los beneficios estratégicos y políticos de la pertenencia de Noruega, el país debería unirse a la UE, pero sólo en condiciones favorables a su situación económica, geográfica y social única.

Una Noruega políticamente integrada presentaría beneficios tanto para la UE como para la propia Noruega. En primer lugar, la plena adhesión a la UE garantizaría a Noruega el derecho de voto en el Parlamento de la UE, el Consejo de la Unión Europea, etc., dándole una voz oficial actualmente ausente en el proceso legislativo europeo, y haciendo así que la adopción noruega de la legislación de la UE sea profundamente más democrática (de nuevo, esta situación es actualmente bastante antidemocrática, ya que Noruega se ve obligada a adoptar muchas políticas de la UE sin recurso como resultado de su pertenencia a la Asociación Europea de Libre Comercio/Mercado Único). En segundo lugar, la mayor integración de Noruega servirá tanto para demostrar una Europa limitada de “varias velocidades” como para reafirmar el proyecto más amplio de integración europea y los valores de la UE. Asimismo, Noruega serviría como figura rica y occidental para otras naciones que quieran unirse a la unión, y posiblemente atraería a otras naciones (por ejemplo, Islandia) a volver a participar en las negociaciones de adhesión debido a la posibilidad renovada de obtener determinadas concesiones de adhesión. Por último, el probable mandato para que Noruega adopte el euro empujaría a otros estados nórdicos económicamente estables (por ejemplo, Suecia y Dinamarca) a reconsiderar o acelerar sus procesos de adopción, y una vez adoptada, la economía robusta y estable de Noruega también estabilizaría la propia moneda. Tanto la UE como Noruega obtendrían beneficios materiales e inmateriales si Noruega se adhiriera a la UE.

Lee más  ¿Cuál es el sistema político de nuestro país?