¿Qué es esfuerzos en tecnologia?

Esfuerzos de la NASA para mejorar la información de la Agencia

El esfuerzo de las empresas en materia de innovación tecnológica ecológica (en lo sucesivo, denominada innovación G) se ve afectado por las restricciones de financiación, y la empresa tomará una decisión discrecional en función de su propia situación, para lograr la maximización de sus propios intereses. Basándonos en los datos de las microempresas chinas, en primer lugar, analizamos empíricamente la toma de decisiones de las empresas respecto a la G-innovación cuando se enfrentan a restricciones de financiación. Se apoya la opinión de que las limitaciones de financiación pueden obstaculizar la innovación tecnológica de las empresas. Y también explicamos que los beneficios sociales de la innovación tecnológica verde son mayores que los beneficios personales, lo que hace que las empresas tiendan a reducir la innovación tecnológica verde cuando se enfrentan a restricciones de financiación. A continuación, examinamos los comportamientos heterogéneos de las empresas bajo diferentes atributos internos y entornos externos. Los resultados revelan que: En primer lugar, las empresas son reacias a dedicar más esfuerzos a la innovación G cuando se enfrentan a mayores restricciones de financiación. En segundo lugar, las empresas con diferentes atributos muestran una innovación G heterogénea. Las conexiones políticas modifican la disposición de las empresas a innovar, mientras que la estructura de los derechos de propiedad y el grado de contaminación no lo hacen. En tercer lugar, las empresas con un entorno externo diferente también presentan una innovación G heterogénea. Cuando aumenta la incertidumbre de la política económica, la disposición de las empresas a innovar se debilita. El desarrollo de los bancos en la sombra no mejora la disposición de las empresas a innovar.

Significado del esfuerzo cero

Las empresas están invirtiendo millones en iniciativas de “transformación digital”, pero un alto porcentaje de ellas no dan resultados. Esto se debe a que las empresas ponen el carro delante de los bueyes, centrándose en una tecnología específica (“¡necesitamos una estrategia de aprendizaje automático!”) en lugar de hacer el duro trabajo de encajar primero el cambio en la estrategia global del negocio. No sólo deben alinear las inversiones tecnológicas con los objetivos empresariales, sino que también deben apoyarse más en los conocimientos internos que en los consultores externos, reconocer los temores sobre la pérdida de puestos de trabajo que puedan tener esos internos, desarrollar un profundo conocimiento de cómo los cambios afectarán a la experiencia del cliente y utilizar técnicas de proceso tomadas del mundo tecnológico (experimentación, creación de prototipos, etc.) para facilitar el cambio.

Lee más  ¿Que se estudia en la asignatura de tecnología?

Una encuesta reciente realizada a directores, consejeros delegados y altos ejecutivos reveló que el riesgo de la transformación digital (DT) es su preocupación número uno en 2019. Sin embargo, el 70% de las iniciativas de DT no alcanzan sus objetivos. De los 1,3 billones de dólares que se gastaron en DT el año pasado, se estimó que 900.000 millones se desperdiciaron. Por qué algunos esfuerzos de DT tienen éxito y otros fracasan?

La ciencia, la tecnología y los esfuerzos de los científicos

En las últimas décadas se ha producido un aumento espectacular de la digitalización, ya que las innovaciones tecnológicas y las herramientas digitales se han convertido en una parte esencial de la vida cotidiana. Sin duda, las tecnologías digitales han reforzado el disfrute de los derechos humanos y, al salvar las diferencias geográficas, han ofrecido oportunidades de participación democrática, de crear redes y de compartir opiniones e ideas.

Al mismo tiempo, han surgido nuevos retos al haber pasado gran parte de la actividad humana a la red. El odio puede difundirse a través de las plataformas digitales en cuestión de segundos, y las herramientas desarrolladas para luchar contra la delincuencia o gestionar las fronteras son a veces mal utilizadas por algunos Estados para reprimir las voces críticas y violar los derechos humanos.

Esfuerzos de I+D en tecnologías de almacenamiento de energía para la red en el

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible se centran en metas gigantescas como el hambre cero, la pobreza cero, la equidad de género y la respuesta al cambio climático. Fueron concebidos para ser alcanzados en 2030, pero las últimas proyecciones muestran que vamos camino de 2092. Está claro que lo de siempre no funciona.

Lee más  ¿Cómo se aplica la electricidad en la tecnología?

Los enfoques y soluciones tradicionales son demasiado caros o ya han fracasado: necesitamos un cambio a nivel de sistema para alcanzar estos objetivos en el transcurso de nuestra vida. El cambio de los sistemas no es un tema nuevo en los círculos del bien social y muchos de estos esfuerzos ya se centran en los ODS; consideremos el prometedor trabajo de Catalyst 2030 y sus organizaciones miembros. Sin embargo, lo que falta en muchos de estos esfuerzos es la tecnología. Responder a estos problemas con esfuerzos exitosos de cambio de sistemas requiere un nivel de escala que simplemente no será posible sin una mejor aplicación de la tecnología, especialmente del software y los datos.

Los esfuerzos de cambio de sistemas se dirigen a problemas que desafían las soluciones simples debido a su complejidad y a las interacciones entre las múltiples causas fundamentales. El mundo cambia rápidamente y los seres humanos a menudo no se comportan como esperamos. Las plataformas tecnológicas modernas han abaratado mucho la recopilación de cantidades masivas de datos sobre el comportamiento humano, lo que nos permite construir soluciones que incorporan una rápida retroalimentación y aprendizaje. Los innovadores inteligentes se adaptan a medida que aprenden más, dejando de lado sus ideas originales en favor de otras mucho mejores.